Control de acceso / aforo en locales y empresas

La “nueva normalidad” tiene dos grandes protagonistas: el distanciamiento social y el control de acceso / aforo. En este artículo analizamos en detalle por qué usar un sistema de control de aforo.

Locales comerciales, restaurantes, lugares de reuniones, oficina están obligados a limitar el aforo y adaptarlo a la normativa actual. Es cierto que el primer límite tiene un marco muy determinado: locales comerciales, eventos y espectáculos.

Una cuestión de seguridad… y de imagen.

La primera razón, y la más básica por la que se debe instalar un sistema de control de aforo es la seguridad de clientes y usuarios. En realidad, hay normativas bastante estrictas (y de obligado cumplimiento) definidas por las comunidades autónomas.

Además un sistema de control de aforo permite tener un registro oficial de personas que acceden a un lugar exacto.

Un detalle interesante está relacionado con la imagen de la empresa que instala estos sistemas: se genera un efecto de imagen difícilmente igualable. Hay un control exhaustivo y automático del control generando un entorno saludable. Clientes, trabajadores… pueden disfrutar del espacio limitado por ley.

Tipos de locales y espacios donde es necesario un sistema de control de aforo

Los tipos de locales y espacios pueden dividirse en tres grandes grupos:
– Locales de espectáculos y actividades recreativas: es el caso de cines, teatros, estadios deportivos, pabellones, parques de atracciones, discotecas, salas de fiestas y salas de juegos, entre otros.
– Locales de uso comercial: en este grupo se encontrarían los hoteles, gimnasios, aeropuertos, establecimientos comerciales o restaurantes.
– Locales de reunión o trabajo: como pueden ser los museos, centros culturales, hospitales, bibliotecas, salas de conferencias y un largo etcétera.

Descubre ahora mismo como funciona un sistema de control de aforo viendo el siguiente vídeo:

Deja un comentario