¿Qué es un control de acceso para un parking? ¿Cómo funciona?

Cada vez es más habitual el control de acceso por matrícula, tanto en la entrada como salida en un parking. En realidad, el papel cero (cero ticket) es una tendencia cada vez más habitual. Pero… ¿cómo funciona? ¿Es realemnte seguro?

En este artículo analizaremos su funcionamiento y qué tipos de control de acceso a un parking existen.

El control de acceso a un parking… conceptos básicos.

Lo primero que debemos comprender es que en un parking, público o privado, existen muchos vehículos que acceden a él y en muchos casos este acceso no tiene un sistema de vigilancia permanente. Este control de acceso debe proteger tanto las instalaciones, como los coches que están en su interior, incluso es importante que pueda ofrecer un sistema de trazabilidad que tener un registro pormenorizado de los coches que entran y salen en cualquier momento del día.

Los sistemas más completos de control de acceso de un parking deben ser capaces de administrar el aforo, asignar un plaza de estacionamiento y gestionar los dispositivos de apertura y cierre de acceso.

¿Cómo funciona un control de acceso en un parking?

El flujo de los coches que entran en un parking ofrecen distintos sistemas de regulación: lectores de matrícula, barreras, espiras de detección… Cualquiera de estos sistemas debe ser capaz de identificar y registrar a los usuarios y, obviamente, impedir el acceso a aquellos que no están autorizados.

El funcionamiento se puede dividir en tres pasos:
1. El sensor de identificación se activa cuando el vehículo se acerca a la zona de control de acceso.
2. Si el acceso está permitido, la barrera se abre y se vuelve a cerrar una vez que el vehículo ha entrado.
3. Si se deniega la entrada, la barrera nunca se activará y el acceso no se permitirá.

¿Qué tipos de control de acceso para un parking existen?

Existen diversos control de acceso y la principal diferencia estriba en el modo en el que trabajan y las técnicas que utilizan para su funcionamiento. Un factor común en todos ellos, con la incorporación de las nuevas tecnologías, ha sido la reducción de los tiempos de identificación, una trazabilidad óptima y una mayor seguridad en sus resultados.

A continuación detallamos algunos:

Barreras automáticas de control de acceso. Se activan automáticamente gracias a un control una vez que se ha identificado al vehículo, habitualmente por su matrícula, o por el conductor. En determinados parkings que no se requiere reconocimiento en la entrada el sistema simplemente se activa una vez que el vehículo se aproxima.

Bolardos retráctiles de control de acceso. Estos pivotes están automatizados y descienden para permitir el paso. Lo más habitual es utilizar un mando a distancia o con la identificación de un elemento de proximidad.

Espiras de detección de control de acceso. Las espiras de detección perciben la presencia de un vehículo en una zona determinada. La precisión de este sistema se basa en su colocación, que se hace en el suelo (enterradas) y detectan los coches una vez que los vehículos están sobre ellas.

Consiga el mejor sistema de control de acceso para un parking haciendo click aquí.

Cámaras de reconocimiento facial… ¿qué son? ¿cómo funcionan?

Lo que hace unos años solo se podía ver en una película de ciencia ficción… hoy lo podemos ver hasta en nuestros móviles: el reconocimiento facial ya desbloquea puertas y accesos. Ahora bien… ¿qué es el reconocimiento facial? ¿cómo funciona? Y la pregunta aún más importante… ¿vale la pena utilizar este reconocimiento como herramienta de control de acceso?

¿Qué es una cámara de reconocmiento facial?

Lo primero que debemos comprender es que hablamos de una innovación tecnológica de primer nivel. Esta tecnología es capaz de identificar a una persona a través de una imagen, un vídeo o un elemento gráfico / audiovisual con la imagen de un rostro.

Las cámaras de reconocimiento facial, por consiguiente, funcionan bajo un sistema de identificación biométrica, que no es más que la medición de ciertas partes de la cara y el rostro, que son únicos debido a su complejidad y diferencia: dos personas pueden parecerse mucho, pero nunca llegan a ser iguales.

Con estos datos únicos las cámaras de reconocimiento facial logran captar expresiones de la cara e identifican, verifican y autentican a una persona para un acceso determinado.

¿Cómo funcionan las cámaras con reconocimiento facial?

Las cámaras que poseen un sistema de reconocimiento facial primero capturan una imagen de forma bidimensional o tridimensional (dependerá de las características o capacidades del dispositivo).

Una vez capturado ese conjunto de imágenes, se transforman en datos y se comparan con los que ya el sistema tiene archivados (vía foto o vídeo). Al no tratarse de una imagen estática, se consigue una mayor fiabilidad y seguridad.

Así pues, tenemos un emisor de información (cámara) con un receptor (base de datos). En determinados casos esta base de datos está alojada en la nube por lo que es posible que se requiera una conexión a internet para el correcto funcionamiento del sistema.

En resumen, hablamos de una cámara que captura los rasgos de una persona y mediante el sistema de reconocimiento facil lo compara con una base de datos, se analiza matemáticamente y se verifica que los datos biométricos sean los propios de la persona que está solicitando a un determinado acceso.

¿Vale la pena utilizar una sistema de reconocimiento facial?

Los sistemas de reconocimiento facial cada vez son más complejos gracias a la Inteligencia Artifical (IA) y el machine Learning, ofreciendo un alto estándar de seguridad. Además, el que la comprobación se haga siempre en tiempo real añade un plus de seguridad.

Ahora bien.. esos no son los únicos motivos para utilizar un sistema de reconocimiento facial:
Se obtiene una información precisa: la toma de datos y el procesado de los mismos es tan precisa que el error es (casi) inexistente.
No se pueden manipular los datos: La cámara solo capta el dato, y es un sistema quien parametriza el dato, lo compara y lo verifica. Con tantos procesos el acceso a la manipulación de datos es casi imposible.
La tecnología biométrica: El software que analiza los datos es extremadamente avanzado… llegando algunos expertos a afirmar que el sistema es imposible de vulnerar.
La rapidez: El sistema es automático y en tiempo real, facilitando el acceso en segundos.
No es un sistema intrusivo: No es necesario tener contacto con las personas, facilitando los niveles de seguridad. Además no se requieren llaves o tarjetas de acceso: nuestro rostro es la llave.

¿Deseas analizar la opción de implementar un control de acceso con reconocimiento facial? Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo cuanto antes.

Recomendaciones básicas de seguridad en el control de datos o ciberseguridad

Si la seguridad física es básica y se puede gestionar con controles de acceso o cámaras de seguridad, cada vez estos dispositivos están vinculados o son accesibles en red. De ahí que cada vez se más relevante el control también de los datos, lo que comúnmente denominados ciberseguridad.

En este artículo repasamos tres ideas básicas pero que deben tenerse siempre en cuenta, ideas prácticas vinculadas a la ciber higiene e imprescindible para crear una cultura cibernética centrada en la seguridad.

Antes de analizar estas tres ideas es importante recalcar que las empresas deben implementar sistemas de cifrado o ciptografía, la gestión de llaves y la gestión de identidad y acceso (IAM) para poder preservar la privacidad de datos. Vamos a analizar cada uno de estos campos de forma detallada:

Cifrado

No hay estrategia de seguridad digital completa sin un cifrado. Cuando se implementa este control de seguridad, las organizaciones pueden proteger todos sus datos (estructurados o no estructurados) que pueden encontrarse en entornos locales, virtuales, en nube pública o híbrida.

Con el cifrado las organizaciones logran defenderse ante las amenazas de infiltrados, de hackers y de ataques de software malicioso. La clave es sencilla: hay que implementar el cifrado en todos los datos (ya sea que estén en reposo o en movimiento). Un detalle: los datos son especialmente vulnerables cuando están en movimiento, y el cifrado ayuda a que la organización pueda resguardar esos datos sensibles. Es verdad que interceptar los datos en movimiento requiere de mayor experiencia… pero es una de las técnicas que pueden utilizarse para acceder a ellos, de ahí la importancia del cifrado de punto a punto.

Gestión de llaves

Como si de un efecto dominó… la protección del cifrado pierde su efectividad si el atacante consigue el control de las llaves del cifrado de la organización. En realidad, el atacante puede hacer un uso indebido de esas llaves para descifrar los datos de una organización, crear identidades fraudulentas y generar certificados maliciosos según lo desee.

Cuando todo esto se consigue, el efecto dominó sigue y con más fuerza. El atacante ya tiene la base para ataques secundarios (robo de identidad, creación de páginas – pishing suplantando identidad…). Todo esto se puede evitar mediante un ejercicio responsable en la gestión de llaves.

El control de seguridad en la gestión de llaves les permite las organizaciones administrar, almacenar y utilizar de manera segura sus llaves criptográficas. La forma más sencilla y habitual es implementar un módulo de seguridad de hardware (denominado HSM) ya sea en local o en la nube.

Gestión de Acceso e Identidad

En este capítulo partimos de un concepto básico: Los atacantes no pueden plantear una amenaza a los datos de una organización si no pueden acceder a ellos. Por eso nace el IAM.

Este control de seguridad es particularmente importante dado el incremento de uso de los dispositivos móviles, los dispositivos relacionados con el “Internet de las Cosas” (IoT) y el acceso a los datos en la nube. Estos y otros activos han disuelto los límites tradicionales de la red a medida que se fueron ampliando para incluir a colaboradores, socios y clientes remotos, todos con roles y accesos definidos.

En respuesta a estos desarrollos, las organizaciones deberían implementar controles que limiten el acceso a los recursos e información en función del rol de sus colaboradores y las obligaciones de sus puestos. Estos controles deberían incluir el uso de una autenticación de múltiples factores (MFA) para proteger las cuentas de los usuarios.

Una estrategia de seguridad de los datos optimizada contemplando el cifrado, la gestión de llaves y la IAM son controles de seguridad que pueden ayudar a las organizaciones a proteger su información sensible.

Es importante reconocer en este punto que los entornos de las organizaciones se vuelven cada vez más complejos y algunas organizaciones tal vez tengan dificultad para implementar separadamente cada una de estas medidas por sí mismas.

Es por ello que las organizaciones deberían considerar invertir en una plataforma de solución que les brinde la escalabilidad, flexibilidad y eficiencia necesarias para abordar sus necesidades cambiantes de cifrado, gestión de llaves y otros recursos de seguridad de los datos almacenados en todos sus entornos, al mismo tiempo que estarán reduciendo costos y complejidades innecesarios al contar con un esquema de gestión y control centralizado.

Las empresas de seguridad… en niveles prepandemia

El Observatorio Sectorial DBK ha publicada, a finales de noviembre, el volumen de negocio agregado de las compañías de seguridad españolas. Los datos son realmente reveladores: el volumen de negocio se situó en 2020 en unos 4.910 millones de euros, un 0,3% menos que en 2019.

El valor del mercado derivado de la actividad de instalación, mantenimiento y conexión a una central receptora de alarmas se incrementó un 3,2% en ese año, hasta alcanzar los 1.930 millones de euros, reuniendo el 39,3% del total del mercado.

El estudio indica que “el bueno comportamiento mostrado por el negocio doméstico de alarmas, los nuevos protocolos de seguridad para hacer frente a la pandemia y el dinamismo de la demanda asociada al sector logístico gracias a la expansión del comercio online actuaron como principales impulsores del crecimiento de este negocio.”

Los servicios de vigilancia, pese a que concentran el 54,3% del total, acusan una continua pérdida de participación en el mercado total. Además, ofrecen como dato de facturación 2.664 millones de euros en ese segmente, un 0,6% menos.

El segmento que más notó la pandemia fue el de transporte de fondo, contabilizando una disminución en la facturación del 15,7%, situándose en unos 316 millones, el 6,4% del total.

Las previsiones del sector de la seguridad

Se indica de forma clara una evolución del volumen del negocio, con un aumento del 2% al cierre del año 2021, hasta alcanzar los 5.010 millones de euros, cifra algo superior a la del año 2019. El segmento que mejor comportamiento ofrecerá es el de los sistemas de alarma.

¿Que es un acceso biométrico?

El acceso biométrico se define de forma sencilla como un control de acceso que permite la entrada a una zona restringida solo a personas autorizadas. El concepto innovador del acceso biométrico es que utiliza las características físicas de un ser humano para poder identificarlo y aprobar el acceso. Estas características pueden ser una huella dactilar, la voz, el reconocimiento facial.

¿Qué tipos de control de acceso biométrico existen?

Hay diferentes tipos de sistemas biométricos. Los más comunes son:

  • Huella dactilar. La huella dactilar es única, inmutable y original. Un lector se encarga de leer esa huella y vincularla con un usuario existente.
  • Reconocimiento ocular. Se puede hacer con un escaneo de la retina o el reconocimiento del iris mediante luz infrarroja. Es uno de los sistemas más innovadores en tecnología y más fiable, puesto que el ojo genera muy pocos cambios a lo largo de la vida.
  • Reconocimiento facial. En este caso se toman algunos puntos del rostro de la persona, de forma que se crea una plantilla única de su cara. No es solo la lectura de una foto ya que puede llegar a incluir la estructura ósea de la cara.
  • Reconocimiento de voz. Aunque no lo creamos las vibraciones que se generan a la hora de hablar y el tono de voz de una persona no se pueden imitar al punto de poder acceder a estos sistemas. El sistema reconoce la voz, la identidica y permite el acceso.

¿Qué ventajas tiene un sistema de reconocimiento biométrico?

Hay muchas ventajas, aunque las principales son:

  • Acceso sin contraseñas y tarjetas. La memoria puede jugar una mala pasada en el amplio sentido: podemos olvidar nuestra contraseña o nuestra tarjeta. Este problema desaparece con el acceso biométrico.
  • No hay suplantación de identidad. Ya hay centros de exámenes y de formación que utilizan este tipo de control de accesos ya que evitan que alguien accede haciéndose pasar por otra persona.
  • El coste de mantenimiento es muy bajo. Se requiere de una muy baja inversión si hablamos del mantenimiento del sistema de control de acceso.
  • Diferentes niveles de acceso en la misma zona. La configuración permite que en una mismo edificio el que distintas personas tengan acceso a distintas zonas con una simple configuración.

Si deseas conocer en detalle este tipo de sistemas de control de acceso, contacta con nosotros, somos expertos en la implantación de accesos biométricos en empresas, centros de formación y edificios en general.

Control de accesos biométricos en las autoescuelas.

El Gobierno ha establecido nuevas medidas de control en las autoescuelas. Desde el 1 de marzo todos los centro deben tener instalado un control de acceso biométrico tanto en las aulas como en los vehículos para todos los cursos CAP destinados a transporte por carretera.

El control de acceso biométrico se basa en el reconocimiento facial y biométrico de la huella dactilar. El reconocimiento facila permite identificar a cada alumno (incluso con mascarrilla) y registrar la entrada y salida de los alumnos de forma segura.

Estas soluciones biométrica para autoescuelas y centro de formación de conductores de determinados vehículos debe estar destinados al transporte por carretera con el certificado de Aptitud Profesional (CAP).

Es importante destacar que para obtener la correspondiente autorización de la Dirección General de Transporte Terrestre, los centros deben disponer de un sistema de control de acceso biométrico con el fin de facilitar el control de asistencia a los cursos que se imparten. El control se debe realizar tanto en la parte de la formación impartida en el aula así como la impartida a bordo del vehículo.

Características básicas del control de acceso

Para que el sistema de control horario que deben instalar las autoescuelas que imparten los cursos CAP esté homologado por el gobierno, tendrán que cumplir una serie de características básicas, que figuran en la normativa vigente y se describen a continuación:

  • Los terminales de control de accesos y presencia deberán tener la capacidad de conectarse a través de un servidor NTP con el Real Instituto y Observatorio de la Armada para sincronizar la fecha y hora del dispositivo.
  • Sus registros deben estar guardados durante un periodo mínimo de 1 año, en el que el dispositivo podrá pasar inspecciones y estos registros deberán estar accesibles para el inspector tanto el software de gestión como en el propio terminal.
  • Deben obtener un reporte automático de la situación de cada alumno en un formato explícito. Este informe deberá remitirse a la Dirección General de transporte terrestre.

Acceso al Real Decreto 1032/2007 – BOE.

El futuro de la seguridad… ya está aquí

La pandemia de coronavirus ha acelerado muchos cambios que ya se estaban produciendo. Uno de los sectores que más ha evolucionado en los últimos tiempos ha sido el de la seguridad. La tecnología se ha incorporado de forma extrema mezclando conceptos y aportando soluciones que creíamos que eran más cercanas a una película de Ridley Scott que a un futuro real.

Se han quedado por el camino las tarjetas de identificación personal, el uso de huellas dactilares o el control «humano» de vigilantes a través de pantallas en un circuito cerrado.

Hoy la identidad se verifica con tecnologías contactless como los lectores de reconocimiento facilia, con la capacidad de identificar a una persona en menos de un segundo… entre más de 50.000 caras. El Covid nos ha permitido descubrir cámaras que, gracias a la inteligencia artificial y la analítica de vídeo, permite tomar la temperatura, verificar que esa persona lleva los elementos de protección individual y en caso de no cumplir con algunas de las variables impedir el acceso. Los drones ya vigilan playas y realizan rondas periódicas de control en plantas industriales de grandes superficies parametrizando diversos factores.

Dentro de poco, muy poco, la tecnología medirá la ocupación de espacios interiores y analizará la distancia de las personas dentro de ese espacio con localizadores y wearables.

La Inteligencia Artificial, el Big Data, el Deep Learning… están siendo tecnologías utilizadas por la seguridad para generar soluciones integrales. Dentro de poco podremos la voz será parte de las tecnologías biométricas o existirán sensores que puedan identificar elementos potencialmente peligrosos debajo de la ropa.

Desde Servislink estamos preparados para ese futuro apostando por el talento y por la tecnología… porque el futuro de la seguridad, ya está aquí!

¿Termómetros o cámaras térmicas? ¿Cuál es la mejor opción?

El uso de termómetros para prevenir el ingreso de personas con posibles síntomas de COVID-19 a las instalaciones comienza a ponerse en duda por cuestiones de seguridad y de privacidad. Lo cierto es que existen otras tecnologías que mejoran el control de acceso y previenen contagios.

Cámaras termográficas / térmicas

Uno de los últimos titulares que han cerrado las noticias del mes de junio indica que mediante el empleo de cámaras de videovigilancia térmicas, el Sistema de Transporte Colectivo (Metro) de la Ciudad de México ha logrado identificar al menos tres decenas de casos de personas con síntomas de COVID-19 y evitado que continuaran su trayecto en el medio de transporte, con el riesgo de infectar a cientos de pasajeros.

La tecnología permite revisar el estado de temperatura de los pasajeros, mientras transitan a lo largo de un pasillo, alertando a las personas a cargo de la vigilancia y permitiéndoles aplicar los protocolos correspondientes, sin riesgo de contagiar o ser contagiado.

Dependiendo del fabricante, las cámaras y soluciones de identificación pueden tener márgenes de error de 0,1°C o de entre los 0,3°C y 0,5°C. Su tecnología se basa en el reconocimiento facial e inteligencia artificial. Las cifras son realmente sorprendentes: En tan solo 2 segundos, las cámaras detectan la temperatura corporal de 15 a 30 personas simultáneamente.

Seguridad… y también imagen

Para ayudar a tus clientes a reactivar su actividad productiva reduciendo riesgos de contagio por COVID-19, y permitiéndoles cumplir con los requerimientos de mantener una sana distancia y tener un retorno seguro al trabajo, recomendamos el uso de Inteligencia Artificial (AI) y detección térmica.

Algunas de las soluciones disponibles en el mercado detectan y distinguen el cuerpo humano frente a otros cuerpos que emiten calor, como por ejemplo bebidas calientes, detectando y enfocándose en particular en el rostro humano para una mayor precisión.

Las cámaras termográficas de detección de temperatura corporal sin contacto permiten a las empresas implementar una medida para evitar el riesgo de contagio al detectar precisa y rápidamente si las personas que entran a un espacio físico determinado tienen o no fiebre, siendo esta la primera instancia para alcanzar aún más seguridad y protección de quien ingrese a la oficina o espacio.

La flexibilidad de la solución permite ser implementada en múltiples escenarios. Las cámaras de detección térmica sin contacto tienen un alcance desde 2 a 9 metros, y pueden capturar desde 5 a 30 personas a la vez, dependiendo de las necesidades de la empresa, lo que resulta ideal para edificios comerciales, hospitales, escuelas, universidades, tiendas, almacenes, fábricas, e incluso espacios de amplio flujo de personas como aeropuertos y estaciones de metro.

Una solución tecnológica 100%

Siendo una solución escalable, la detección de temperatura puede ser el primer paso de un proceso incluso más complejo, ya que las cámaras térmicas pueden conectarse a un software biométrico que utiliza el reconocimiento facial para identificar y autenticar la entrada de una persona a una oficina, universidad, hospital u otro ambiente que requiera un control de entrada y el mantenimiento del histórico para aumentar la seguridad y reducir el riesgo de fraude.

Además, esta tecnología es configurada de acuerdo con la necesidad de cada organización, partiendo desde una solución económica compuesta por una camera térmica y una computadora, hasta la posibilidad de conectarse con cámaras de seguridad ya existentes a través de un switch PoE (Power over Ethernet) o la capacidad de grabar videos digitales a través de un NVR (Network Video Recorder). También es posible incorporar una pantalla para proyectar la misma informaciónal público.

Control de acceso / aforo en locales y empresas

La «nueva normalidad» tiene dos grandes protagonistas: el distanciamiento social y el control de acceso / aforo. En este artículo analizamos en detalle por qué usar un sistema de control de aforo.

Locales comerciales, restaurantes, lugares de reuniones, oficina están obligados a limitar el aforo y adaptarlo a la normativa actual. Es cierto que el primer límite tiene un marco muy determinado: locales comerciales, eventos y espectáculos.

Una cuestión de seguridad… y de imagen.

La primera razón, y la más básica por la que se debe instalar un sistema de control de aforo es la seguridad de clientes y usuarios. En realidad, hay normativas bastante estrictas (y de obligado cumplimiento) definidas por las comunidades autónomas.

Además un sistema de control de aforo permite tener un registro oficial de personas que acceden a un lugar exacto.

Un detalle interesante está relacionado con la imagen de la empresa que instala estos sistemas: se genera un efecto de imagen difícilmente igualable. Hay un control exhaustivo y automático del control generando un entorno saludable. Clientes, trabajadores… pueden disfrutar del espacio limitado por ley.

Tipos de locales y espacios donde es necesario un sistema de control de aforo

Los tipos de locales y espacios pueden dividirse en tres grandes grupos:
– Locales de espectáculos y actividades recreativas: es el caso de cines, teatros, estadios deportivos, pabellones, parques de atracciones, discotecas, salas de fiestas y salas de juegos, entre otros.
– Locales de uso comercial: en este grupo se encontrarían los hoteles, gimnasios, aeropuertos, establecimientos comerciales o restaurantes.
– Locales de reunión o trabajo: como pueden ser los museos, centros culturales, hospitales, bibliotecas, salas de conferencias y un largo etcétera.

Descubre ahora mismo como funciona un sistema de control de aforo viendo el siguiente vídeo:

play-sharp-fill

Acceso biométrico con detección de fiebre.

El acceso biométrico está permitiendo que muchas empresas puedan volver con normalidad a trabajar. Y lo hace utilizando la última tecnología.

El sistema que ofrecemos desde Servislink permite:
– Control de acceso y presencia con reconocimiento facial (incluso con la mascarilla).
– Control de temperatura corporal.
– Restricción de accesos con valor anómalos (previamente configurados).

El sistema está equipado con la última tecnología de captura facial, con poca luz o muy intensa. Además, permite el reconocimiento con la mascarilla.

Permite además la identificación sin contacto, con gran precisión y velocidad.

El control de temperatura corporal permite advertir de una alerta si se sobrepasa el umbral configurado. Además permite almacenar fichajes y si es necesario advertir y denegar el acceso.

¿Quiere ver el sistema en funcionamiento? Le invitamos a ver el siguiente vídeo:

play-sharp-fill
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad